27 febrero 2024

AÚN PODEMOS SER SALVADOS!...

 






A veces -en mi caso, siempre- cuando te pones a escribir, salen cosas que ni imaginabas tuvieras dentro y mucho menos quiseras asomaran, pero incluso sin quererlo, salen. Bien, hace unos días, una amiga, me pidió colaborara con una revista que va a publicarse, cuyos fondos se destinarán a una ONG para las víctimas de la guerra de Gaza, como podría ser la de Ucrania o cualquiera de las muchas que, tristemente asolan el Planeta y me salió algo entre tétrico y horripilante que estuve a punto de no enviar, pero si me comrprometo con algo o alguien, me gusta cumplir y lo envié. Debía ir acompañado de un audio, leído por mi, que cuando se publique irá en un código QR, unido al texto. Lo comparto con vosotros un poco avergonzada, pero como mi desvergüenza es tan absurda como toda yo, en lugar de esconderlo, lo sacudo como una sábana al viento, sobre, todo para que veáis que -como todos- también tengo mi lado oscuro, tirando a negro tizón... Y ..sobre todo -seré sincera-, no me apetecía hacer otra entrada. Entre esto y que me da p'ena ver tanta ausencia como veo últimamente en la blogosfera, no me salen las palabras. No, las que me gustan. Sale, este asco que me ha salido. En fin, a falta de un ¡¡ Levántate Lázaro !! más efectivo, quizá el título sirva como sortilegio y también aquí, nos salvemos ; ) El audio, no sé si funciona. No lo sabré hasta que publique. Perdón de ante mano. Prometo compensaros com música, al final ; ) 







AÚN  PODEMOS  SER  SALVADOS



  En medio de esas noches de estrellas apagadas sobre cielos tiznados de oscuridad, en las que sólo brilla el resplandor de la guerra. Esas guerras atroces e injustificables, que inexplicablemente algunos se empeñan en justificar y todos, inconcebiblemente consentimos horrorizados. Cuando millones de inocentes mueren en la guerra o por hambre, todos somos responsables, por inactividad o apatía. Algunos además, culpables.

   Allí, entre bombas, ráfagas de metralletas y tiros. Llantos desconsolados, madres desgarradas, gritos, lágrimas y sueños desoloridos hechos jirones. En medio del dolor más insoportable, del crujir de huesos, del hedor más repugnante, cuando todo salta hecho pedazos, rodeados de devastación y frío...Ahí, incluso ahí, en lo profundo de la más absoluta oscuridad, se lucha por sobrevivir una noche más. Unas horas, un solo instante. Ese instante al que agarrarse. Lo único, cuando todo lo demás ha desaparecido. Sin tener más esperanza que la de no morir, ni más luz que la imperiosa necesidad de agarrase a la vida para no caer al vacío ¡luchando desesperadamente por sobrevivir! y ahí...

    Incluso ahí, en el crepúsculo del más absoluto infierno...En medio de la tierra agrietada de dolor, resquebrajada de sed, temblor y frío ¡Surge la vida!. ¡Inconcebible! Como un milagro inexplicable de pronto...¡Nace una ternura sonrosada de besos! Una hierbecilla tierna en medio de espinas que ya, ni sangran. Pequeña llama de luz en las tinieblas. Entre los escombros, en medio de la nada. Pequeña flor, diminuta banderita blanca que emerge entre rocas resquebrajadas..¡¡Una vida que nace!! entre tanta muerte.

     Una nueva oportunidad para reconciliarnos con lo poco que aun nos queda de humanos. Como si creciera la esperanza en las yemas del dolor. Igual que brotan las rosas entre zarzales, porque aun en el mayor de los horrores, surge el amor y ese amor, es lo único que nos salvará si es que este hombre -depredador de hombres- aun puede ser salvado. 






- Fin -






Parece que funciona, si no en el cacharro directamente, 
clikando en la flechita que aparece en el margen derecho de él .
Estoy un poco resfriada, lo siento : )