31 enero 2010

POR CASUALIDAD...¿¿CONOCEIS A ESTE FANTASMA??


Pues hoy, me vais a permitir, que llore un poco, en vuestro hombro, que ya se sabe, que las penas compartidas son menos penas. He pensado que como aquí, somos tantos, tocamos a poco, y a mi esto de desahogarme, me ayuda muchísimo, vamos, como si me duchara por dentro. Así es que, si tenéis un poquito de paciencia, os cuento.


Pues veréis,

la cosa es que, hace poco más de un mes, un fantasma terrible, se ha adueñado de mi casa. Digo terrible, porque yo pensaba, que este tipo de fantasmas, suelen avisar, van dejando pistas y uno se va adaptando y acomodando a su presencia, sin mayores consecuencias.


Pero no, en mi caso ha sido así...¡¡Zaaaaas!! ¡¡De sopetón!!

Me acosté un día tan feliz, con todo, absolutamente todo en orden y... A la mañana siguiente, sin previo aviso, mi casa se había convertido en el campo donde se desarrollaba la segunda batalla de Stalingrado.


Todo por culpa, de la presencia inesperada de este espectro, a quien, muchos de vosotros habéis o estáis teniendo el gusto de conocer, como yo. Este es el otro motivo por el que os lo cuento, seguro que vuestra experiencia, me sirve para plantear la estrategia a seguir, ante tamaño enemigo...Que ya se sabe, que cuatro ojos, ven más que dos...Y si son, cuarenta y cuatro...¡¡Pues ni te cuento!! ;-)


En fin, mi fantasma tiene un nombre, se llama ADOLESCENCIA.

¿¿En quien estabais pensando?? ja,ja,ja ¿¿Le conocéis, verdad??


Pues eso, tengo una niña de quince años

(bueno, justo ayer, cumplió dieciséis)

En realidad, esto es una especie de regalo de cumple,

aunque quizá ella, no lo vea así...


En fin, que la quiero con locura y con la que hasta hace poco más de un mes, tenía una relación fantástica. Era responsable, dócil, muy buena estudiante y nos llevábamos a las mil maravillas, hasta aquí, todo perfecto. Pero como os vengo contando, de un mes a esta parte, porque es que justamente esto es lo que me tiene desconcertada, parece como si todo estuviera saltando por los aires...Ja,ja,ja ¡¡Bueno, ya me conocéis, suelo tender a veces al melodrama!! pero vamos, que la paz que reinaba en mi casa, ha desaparecido, casi por completo.


Aquella niña dulce y encantadora de antaño...

Me espera ahora, cada día, apuntándome

con una escopeta de cañones recortados.

Y ya, es que no sé, ni donde meterme.


Según abro la puerta de su habitación cada mañana, el fantasma de la adolescencia la ha abducido de tal manera, que nunca sé a quien, de las cinco personalidades en las que se materializa, me voy a encontrar...Abro la puerta de su cuarto, cada vez, con más sigilo e incluso en ocasiones, la cierro inmediatamente para protegerme y resituarme ante lo que me encuentro durmiendo en su cama...


De pronto he pasado, de la dulzura de su sonrisa, sus brazos al rededor de mi cuello y sus besos, a un ceño fruncido, una cara que asusta y un... ¡¡Jopí!! ¡¡apaga la luz, que me hace daño!! otras... ¡¡Jo, mamá, que pesada eres!! o un...¿¿Me quieres dejar en paz, por favor?? y claro, yo allí plantada y con los ojos a cuadros...


Y es que, no sé cómo, ni por qué, de ser su mejor amiga, me he convertido en su más encarnizada enemiga. Sintiendo cada día además, como si necesitara atizarme sin venir a cuento, ni encomendarse a nadie...Bueno, generalmente, rebobina, pero el sopapo inicial, te lo llevas.


¡¡Si es que hasta por fuera!! me tiene alucinada, su transformación.

Hasta hace un mes vestía, pues normal, como cualquier niña de quince años, sus vaqueros, sus camisetas, sus “Converse” (siento la publicidad y lo de la marca, pero es que era o eso, o descalza) en fin, salvo faldas y vestidos, que le producían alergia sólo nombrarlos, todo dentro de la normalidad.

Pues bien, de pronto, comenzó a decir, que todo lo que había en su ropero, era inservible, porque necesitaba así, como cuatro tallas más de todo. Puntualizo, que su cuerpo obviamente, seguía siendo el mismo, pero en su opinión, tenía que llevar la ropa, como si se la hubiera tomado prestada a su padre, sobrándole y cayéndole por todas partes. Por si fuera poco decidió, que la única opción cromática para su vestuario, iba entre el negro, medio negro, gris y más o menos gris. O sea, se me estaba convirtiendo en la hija mediana de la familia Monster... Eso sí, todos los pantalones debían ir, con sus correspondientes rotos estratégicamente situados...En fin, que así, de pronto, me tuve que acostumbrar a ver a mi hija convertida en una pobre de solemnidad. Menos mal que siguió siendo muy higiénica ella, limpia y se peinaba... Porque por ahí, si que ya no hubiera pasado.;-)


Pues bien, cuando ya había asumido, que cualquier día le iban a dar limosnas de las pintas que llevaba, muy a mi pesar...Le dejé hacer, porque en el resto, estudios, tareas y demás, seguía todo su curso normal... Por aquello, de que ya estaba siendo consciente, del nuevo inquilino espectral que nos acompañaba...


En estas estábamos, hace unas pocas semanas, cuando la cosa volvió a dar un giro coperniquiano. Hasta ahora, solíamos hacer sus compras de ropa juntas, ya os he contado que a mi lo de las compras no me va mucho, pero con ella era muy divertido. Vamos, no se compraba una horquilla sin mi visto bueno, e incluso a veces le gustaba comprarse la misma ropa que yo, porque para ella, todo lo que yo me ponía era prefecto.


Pues bien, de la noche a la mañana, yo he debido volverme idiota, porque ni entiendo de nada, ni sé lo que le queda bien, ni me necesita para nada. Ahora, son sus amigas las estilistas, su criterio va a misa y a donde haga falta, por encima del mío o del de cualquiera. Y bueno, también asumí esto, como otro efecto de la abducción fantasmal que estaba sufriendo y pasé, sin más.


Y cuando más o menos, ya tenía asumida la nueva situación estético social, hace unas pocas semanas, después de regresar de una tarde de compras con sus amigas, me encuentro con que...

¡¡¡ De nuevo, me la han cambiado!!!

Pero...¡¡Dios, qué cambio!!


Delante de mi, tenía el siguiente panorama...Una montaña de ropa sobre su cama, el resto tirada por todas partes, como si en su cuarto hubieran estado catorce vistiéndose y desvistiéndose y a ella, de la siguiente guisa...Os la describo de arriba a abajo, para que os hagáis una idea, de mi cara al verla, después de lo que os he venido contado...


Sus hombros al aire, dentro un vestido escote “palabra de honor “. ¿Recordáis la alergia que solía tener a los vestidos? pues eso. Era un vestido azul brillante, de estos que debes entornar los ojos para que sus destellos no te deslumbren, al que por si ya tenía poca luz, le adornaban lentejuelas destellantes, que no sabías si se lo habría robado a una cantante de estas horteras, que suele cantar con las orquestas que van por los pueblos, con todos mis respetos para ellas, desde luego. Pero lo más increíble, estaba por llegar, ¡¡vamos, casi me desmayo al verlo!! unos zapatos, con unos taconazos de al menos 10 cm. Mi cara debía ser todo un poema, no sabía si llorar o reir, menos mal que me dio por lo segundo. Hasta me dio la sensación, que de la impresión, se me ponía toda la melena como escarpias ¡¡Me dejó, alucinada!! ja,ja,ja...


¿¿Comprendéis ahora, por qué he recurrido a vuestro hombro??


En fin, ya sé que a este fantasma hay que torearlo como se pueda, pero es que a mi me tiene absolutamente descolocada. Cuando coloco la muleta por la derecha, me sale por la izquierda, cuando por fin, me sitúo y la espero por este lado, me viene de frente y así todo el tiempo.


¿Sabéis en el fondo lo que más pena me da, de todo esto?


Pues que este maldito fantasma, y la abducción a la que la tiene sometida, también se lo está haciendo pasar muy mal a ella, porque a sus cambios de look, se le suman sus cambios de humor y sus reacciones más que dramáticas antes situaciones que en absoluto lo son. En fin, que la pobre anda como una histérica, al borde de una ataque de nervios...


Sólo me queda un consuelo y una tabla a la que al menos aún, nos podemos agarrar.

Los únicos temas en los que aun seguimos de acuerdo y para los que aún existo, son dos, la música y los libros. Por raro que os parezca, son las dos únicas cuestiones sobre las que aún hablamos en paz, seguimos entendiéndonos, coincidimos y disfrutamos un montón. Así es que, supongo que no me queda otra, que parafrasear a Humphrey Bogart en Casablanca y en lugar de aquello que decía de... “siempre, nos quedará París”...


A nosotras dos,

siempre nos quedarán... La música y los libros...

Al menos, eso espero.


Entre tanto...A seguir soportando a este perverso fantasma en casa.



He recordado, la versión musical de “SIMPLE PLAN” otros de estos abducidos...

Además, este tema es uno de esos, con los que nos desmelenamos juntas. ;-)

Aunque lo que dice su letra, asuste un poco.

Mejor les escucháis...





Sin embargo, creo que se equivocan ...

¡¡Jamás le daré la espalda, eso seguro!!

¡¡Yo, sigo ahí, donde siempre, es ella la que no consigue verme!!

y desde luego...

¡¡Yo no quiero, para nada, una hija perfecta !!

Sólo quiero, que llegue a ser una persona, una buena persona.

Con las pintas que a ella le guste por fuera, pero funcionando por dentro...




En fin, Menos mal, que soy optimista por naturaleza y pienso que...

¡¡Este espectro, no podrá con nosotras, tarde o temprano, se irá!!

y sino...¡¡Le echaremos juntas a empujones!!


Vosotros, que creéis...¿¿¿Sobreviviremos???

¡¡Ah!!...Mil gracias por vuestro hombro...


Un beso.

101 comentarios:

  1. Jjajaajjaa , María , pues aún te queda un tiempo , yo llevo peleando con ese fantasmón ( al ser chico es más grande)3 años y lo que me queda ...


    Un beso y que te sea leve y TRANQUILA Y MUCHA TILA .

    ++++besosss y felicidades a la niña por esos 16 maravillosos añitos .

    ResponderEliminar
  2. María, sobrevivirás. Lo que te ocurre se soluciona con paciencia y dejando pasar el tiempo. Los tropiezos existirán pero seguro que con tu ayuda servirán para seguir aprendiendo. De las hijas, las enemigas declaradas suelen ser las madres. Eso es lo que puedo decirte. Ánimo y un beso.

    ResponderEliminar
  3. María, se me olvidaba decirte que el padre de la criatura tendrá algo que hacer.

    ResponderEliminar
  4. Yo me enamoré por primera vez con 16 años de una niña de 16 años.

    Recuerdo como si fuera hoy la complicidad que nos producía contarnos las agrias disputas y desencuentros que manteníamos con nuestros padres a cuenta de los estudios, la ropa, los horarios, los gustos...

    Nadie nos comprendía.

    Ellos ya eran el pasado. El futuro era nuestro.

    Y lo fue.

    Y hoy tenemos una niña de diez y otra de trece años que ya van apuntando maneras.

    el ciclo sin fin.

    Besines

    ResponderEliminar
  5. Maria, armate de paciencia, porque si solo hace un mes que esta el fantasma en casa, te queda todavía muuuuucho para que se vaya, jajaja.

    La adolescencia es una epoca terrible.De repente dan un giro de 180 grados en su comportamiento, en sus gustos, en todo, tu pasas a ser la pesada, paliza,antigua, que no tiene ni idea de nada y sus amigos son "cum laude" en cualquier tema que se tercie.

    Yo no tengo hijas (me hubiera encantado tener una), solo tengo dos chicos.
    A esa edad, empecé a entender la frase que repetía mi madre a menudo "Cuando son pequeñitos te los comerías, y cuando son adolescentes te arrepientes de no habertelos comido"

    Pues eso, que cruz Dios mio!!!
    Es una etapa que si no te vuelven loca, el premio es que luego, con los años, vuelven a ser personas normales.
    Los mios, cuando empezaba a hablarles de cualquier cosa me decían "no me taladres".
    Y yo...brrrrr...me enfadaba, pero les daba igual.

    Bueno, Maria, ya lo veras.
    Es como el sarampion, tienen que pasarlo, pero afortunadamente todo pasa. Paciencia.

    Un besito

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Ay, querida CARLOTA!!

    ¡¡Qué largo me lo pones!! ¡¡Más de tres años con la escopeta de cañones apuntándome, no se si lo soportaré, estoy por comprarme un chaleco de esos anti metralla de tanque ja,ja,ja.

    En fin, es lo que hay...Tendré que encargar, dos o tres toneladas de tila y anestésico en vena, ja,ja,ja.

    Mil gracias y un besazo enorme.


    ¡¡Hola RICARDO!!

    Gracias por tus ánimos, me han sonado así como que me dabas el pésame, ja,ja,ja. Mira, entre que su padre a penas está en casa y que esta batalla es cuerpo a cuerpo, me temo que me toca enfrentarme al enemigo, más sola que la una...
    Bueno, de vez en cuando, el fantasma debe irse a abducir a otras pobres y la deja en paz, pero cuando se le mete dentro...Yo corro a esconderme debajo de la cama...ja,ja,ja.

    Muchísimas gracias y muchos besos, para ti.

    ResponderEliminar
  7. María, mi medida de hombros es 115, llora sobre ellos todo lo que quieras, también se nadar por si se producen inundaciones.
    Como ya sabrás soy un tipo raro y aunque no tengo hijos, me permito opinar.
    Primero te diré para tu pesar, los hijos no son tus amigos, son eso, tus hijos y siempre hay una línea que separa los dos papeles, no cometas el error de dejar de ser madre.
    Lo que le pasa a tu hija es lo mismo que te pasó a ti en su momento, con las diferencias de tecnologías y formas de vida.
    ¿ya no recuerdas cuando saliste con el primer chico?
    ¿o cuando viste como en la pandilla uno hacia un porro?
    Y tantas y tantas cosas que le sucederán a tu hija.
    Cuando hablan los amigos de estas cosas siempre digo lo mismo,
    Nosotros éramos mas descerebrados que los de ahora.
    Si como madre eres la mitad de buena (que lo eres) que como persona, tu hija vestirá y hará lo que corresponde al momento, pero no te fallará.
    Podría hablar durante horas pero es tu casa, para lo que necesites silba.
    Mil besos y millón de dosis de paciencia.

    ResponderEliminar
  8. MIS HIJOS SON PEQUEÑOS AÚN Y VOY APRENDIENDO CON ELLOS, PERO DE ALGO ESTOY SEGURO EN MI BREVE EXPERIENCIA, DARLES CONFIANZA Y LIBERTAD DENTRO DE UNOS PARÁMETROS MÍNIMOS HARÁ QUE SE CONVIERTAN EN ALGO PARECIDO A UNA BUENA PERSONA, SOCIALIZADA Y CON CONOCIMIENTO DE LOS LÍMITES QUE SE DEBEN TENER EN TODO MOMENTO.
    CUANDO ME LLEGUEN A LA ADOLESCENCIA ESPERO QUE SU BAGAJE SEA LO SUFICIENTEMENTE RICO Y PROFUNDO COMO PARA PODER NAVEGAR EN LOS MARES DEL AUTO CONOCIMIENTO Y EXPLORACIÓN CON CIERTA ESTABILIDAD.
    UN BESO SOLIDARIO, WHO.

    ResponderEliminar
  9. Ja,ja,ja ATB ¿Te enamoraste con 16 años?

    Pero qué prontito, ja,aj,ja.
    Mira, es verdad que esto va por ciclos, pero lo que a mi me tiene alucinada, es que los ciclos los ves venir, y no así, hoy te acuestas con tus dos ojos, tu nariz y tu boca y mañana sale de la cama una marciana total...
    Yo peleas, no tengo demasiadas, no porque no las provoque sino, que me paso la vida contando hasta 10, luego hasta 20 y así...Hasta que, no me queda más remedio y exploto...Pero en fin, sé que las hay muchísimo peores, así es que, a lo mejor no debería quejarme tanto...

    Gracias por el Rey León, yo a MALO para que se animara le ponía "akunamatata"" ja,ja,ja

    Muchos besines ATB


    ¡¡Hola TAG!!

    En fin, supongo que tenis todo razón y que es lo que hay. A mi lo que me ha sorprendido es que haya sido así de sopetón y sin previo aviso...
    Pero bueno, a parte de sus excentricidades en la ropa y su mal humor, en lo demás va todo como siempre. Sólo que siempre hemos sido uña y carne y ahora somos uña y hueso de los duros...ja,ja,ja.

    Si quieres vivir la experiencia de una hija, te la certifico una semana y pruebas a lo mejor a ti, se te da mejor que a mi,

    Muchos besos y mil gracias

    ResponderEliminar
  10. Maria, como ya te dicen todos, yo tmbién te lo digo...paciencia, pasará.... )aun que no te lo creas.

    Ella está cambiando, está desorientada, no sabe a que atenerse...
    Y ahí es donde está el secreto.
    En que tu no cambies...
    Que sigas siendo la misma.
    Comprensiva, tolerante, pero firme como una roca.
    Porque lo necesita.
    Los hijos no necesitan "coleguis" esos ya los tienen y están igual de inseguros que ellos.
    Ellos necesitan saber que tienen donde refugiarse, donde agarrase y en quien confiar de verdad.... aún que a veces eso no sea "popular".
    Son un barquito a la deriva de los vientos de la vida y de las hormonas....pero necesitan un puerto seguro, un sitio donde llegar y sentirse seguros.
    Como bien dices, saber que siempre vas a estar ahí.
    Así que buenas dosis de paciencia y buen humor. Reir juntas será genial...para las dos.

    Buen viaje!!!! amiga.
    Muchos besitos para el camino

    ResponderEliminar
  11. Ja,ja,ja BRE,

    Pues no te creas, que a veces necesito unos hombros tipo los tuyos, así de armario. Ya, ya sé que entre madre y amiga, me toca ser la poli mala, es lo que más rabia me da, pero lo tengo más que asumido.
    Otra cosa, es que estaba muy mal acostumbrada, porque antes era las dos cosas y la cosa iba perfecta. En fin, esperemos que todo siga, más o menos normal y no se me desmande el asunto, porque si no me voy a apuntar a la legión extrangera, para que me entrenen o para oxigenarme un poco...
    Oye, y tú expláyate por favor todo lo que te apetezca.
    Y ten conectado el oído, por si silbo ¿Vale? ;-)

    Un besazo, BRE
    Y mil gracias, eres como mi ángel guardián.

    ¡¡Hola Who!!

    Sabes lo que ocurre Who, todo lo que les damos hasta esta etapa, está claro que sigue ahí, lo que ocurre es que se revelan contra todo lo que han oído, unos más otros menos y además es que no les asusta nada. A mi, mi padre me ponía el ceño fruncido y yo iba, tiesa como una vela y a ellos eso les da igual. La mía en tema estudios es hiper responsable, sabe respetar los límites y las normas de todo tipo, pero está como una moto, cuando le entra el genio, le da igual quien o por qué lo suelta y todos cuerpo a tierra. Espero que con tus niños todo vaya bien.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Hola querida LUNA!!

    Tienes toda la razón, yo siempre me he llevado muy bien con ella, pero nunca he sido su "colega", juntas pero no revueltas que se dice. Siempre hemos tenido mucha complicidad y gustos muy parecidos, pero está claro que en la situación actual, por mucho que me duela, de vez en cuando tengo que colocarme los bigotes de general y dar la voz de !!alto, guste o no guste!! lo que ocurre es que a mi me desespera lo fácil que podría ser todo, si esa nube no la tuviera como perdida y siempre con la escopeta preparada para disparar a todo lo que se mueve... En fin, todos lo hemos pasado y supongo que yo también, no hay más remedio.

    Eres un sol, mil gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar
  13. Tengo que dedicarte un buen rato, esta entrada lo merece. de momento te dejo la reflexión que me hizo a mí mi marido (lo siento, madres contra hijas contra madres, para ellos es más fácil)cuando ese fantasma asoló mi casa.
    Yo.- (después de una gorda) No puedo más, estoy desbordada...
    Marido.- En este juego, tú eres la adulta. Quien más sepa que más haga...

    ...Chica, mano de santo, aflojé, hice que todo fuera relativo, no volví a dar voces y las dos nos dimos cuenta que éramos imbéciles...poco a poco se nos fue pasando. Y digo "se nos fue", porque las madres perdemos la paciencia con la misma facilidad que ellas nos provocan.

    Hale a pensar, que por allí pasé y he sobrevivido (de milagro jajajajaj)

    Besos mi vida

    ResponderEliminar
  14. Para tu consuelo... supongo que si a todos se nos ha pasado, ella no va a ser excepción.

    Yo tuve una relación bastante -por no decir HORRIBLEMENTE- tormentosa con mi madre de los... 17 a los 21 más o menos. Pero bueno, yo es que siempre he sido... muy mía y he necesitado espacio a tope. Eso no ha cambiado. Soy así. Lo que siempre tuve claro, es que mi madre es mi madre, no mi amiga ni yo un clon suyo. Y ella también, por suerte, opino.

    Hoy a quien me la toque le arranco los ojos :)

    ¿Qué más da como se vista mientras no salga a la calle pareciendo una mujerzuela sin serlo? Que vista como quiera.

    Besos y buena semana, Mary.

    ResponderEliminar
  15. No te preocupes Maria, que no eres un caso único. Ese fantasma suele estar presente en todas las casas donde hay una niña-adolescente-joven similar a la tuya. Hay un momento en el que piensan que sus decisiones son las válidas, pero esto no quiere decir que dejen de respetar, querer y admirar a sus padres. Todos lo hemos pasado y todos lo hemos superado.
    Recuerdo que cuando vivía en Sudamerica, lo que en España se llamaba la puesta de largo, alli era "la fiesta de los 15" y cuando se producía esa cambio, esa especie de deseo de falta de intromision en sus cosas. Pero pasa porque a la larga a la madre la necesitan para muchas cosas, algunas incluso íntimas. Poco a poco ireis evolucionadno las dos y pasareis de ser madre e hija a convertiros en todo hermanas.
    Por cierto que tu hija es guapisima.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Bueno María, ante todo no te desesperes ni te dejes llevar por la impaciencia de ver resultados positivos a corto plazo o lineales en su comportamiento.

    Esos cambios són completamente normales. Tu hija está encontrando su huella personal, no va a perder el ADN por eso.

    Como madre tú ya le has dado unos valores y una educación, hasta ahora ella los ha escuchado y están ahí, siguen estando ahí. Lo que sucede es que ahora su mundo está estallando y está encajando el mundo "adulto" con su niñez, es un proceso de autorevelación, cuanto más le digas y le tires en cara su irascibilidad peor se lo pones, tampoco aguantará que pases del todo. Creo que es un momento en el que ella sólo necesita saber que estás ahí, que la escuchas y que la comprendes. Nada más. Sin agobios. Es como un virus, no le des nada porque tiene que hacer su curso.

    Es normal que te sientas un poco "de lado" si vuestra relación tenía tanta complicidad, creo que si no se siente "presionada" o "agobiada" le será más fácil encontrar su personalidad adulta. Volverá, ya verás.


    Un besazo, me encanta eso de prestarte el hombro.

    ResponderEliminar
  17. Sobreviviréis.
    Pero no va a ser fácil.
    Todos hemos sido adolescentes, tú también, y esa revolución hormonal nos volvía locos.
    Luego vendrá la cordura.

    Ánimo y paciencia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Estoy convencido que sobreviviréis, pero no huyas de las cornadas, va a ser inútil. Solo hay que intentar que sean lo más leves posibles.

    Un beso.




    John W.

    ResponderEliminar
  19. Es lo que tiene hacerse mayor que te apartan de tu lado y encima creen que eres tonto, dejala ir para luego volver sola, seguro. Un besazo y mucha paciencia.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  22. ¡¡BUENOS DIAS A TODOS, QUE ESPERO QUE LO SEAN!!


    MIl gracias de verdad, muchísimas gracias por vuestro cariño y por todo. Creo que hoy os voy a contestar a todos con una canción... A si es que...

    Para tí mi querida MARINA, mi cielo VERO, mi estimado ALBINO, mi dulce GEMMA, mi blandito XAVI, mi realista y racional POLIDORI y mi romántico y cercano JUAN...
    Para todos, con todo mi cariño...

    VOLVER A EMPEZAR Y, SENTIRME MEJOR

    Muchísimo besos para todos.

    ResponderEliminar
  23. Fran,

    que te quiero mucho, ya lo sabes. Todo entendido.

    Un beso muy, muy grande.

    ResponderEliminar
  24. Pues aqui, lo que es aqui, no te puedo decir más que lo que te he dicho y que te conste, que te lo he dicho sin acritud, sin malos modos, sin pedanteria. Mi discurso esta basado en premoniciones y la unidad de mentes..
    Que he sido brutalmente claro, lo siento, pero es así. ¿que hubieses querido? ¿que resumiese? ¿Como se puede resumir la vida? ¿Se puede resumir el cosmos? ¿nuestra vida es un resumen?. ¿Quien resume a quien?. ¿El resumen es una inoperancia? ¿Si es inoperancia, es que no se opera? ¿si no se opera, es que no se cura? ¿es mejor no operar?.
    ¿quien debe meter el bisturí?. ¿no seria mejor con láser?.

    En fin quiérela pero un poco disciplina tampoco hace mal a nadie....Que Fortuna te sea propicia...

    ResponderEliminar
  25. Con tu permiso María, necesito decir algo a Marina,
    Nuestra educación nos ha enseñado que los hijos son trabajo de madres. No lo comparto la educación es trabajo de toda la sociedad, cada uno tiene su puesto y su papel.
    Las hijas no son feudo de las madres y cuando queremos convertirlas en ello, solemos caer en uno de los mayores errores, conseguimos que un árbol nos tape el bosque.

    ResponderEliminar
  26. Maria, que te estoy tomando el pelo, disculpa. Te vacilaba un poco...excepto en esto:

    "En fin quiérela, pero un poco disciplina tampoco hace mal a nadie....Que Fortuna te sea propicia..."
    Que es el meollo del asunto...

    ResponderEliminar
  27. Para nuestro propio escarnio y desconsuelo, todos hemos pasado esa enfermedad en primera persona. Lo mejor es que es pasajera, sobre todo en las mujeres (muchos hombres se quedan atascados ahí de por vida).
    Lo peor es que la tenemos que pasar de nuevo, y esta vez en tercera persona.
    A mí me quedan unos años todavía... pero todo llega.
    Muchos besos, y felicidades por enfocarlo de esta manera.

    ResponderEliminar
  28. María,

    si estás desconcertada con tu hija de dieciséis años, imagina cómo puede ser una clase con treinta adolescentes de la misma edad. Alguien ha comparado la adolescencia a ir en una montaña rusa sin freno. Entran en conflicto con los padres, con los profesores, con todo lo que signifique autoridad. Están buscando sus modelos y estos cambian como puedes apreciar con tu hija. Están ensayando su vida independiente de los valores de sus padres. Con el tiempo y los años los valores de sus padres serán valiosos para ellos y necesitarán volver a ellos. No temas ser pesada, necesitas serlo, no hay que consentir todo porque están pasando el sarampión adolescente. Pero quizás haya que decidir qué batallas merece la pena entablar. Quizás no sean todas, pero algunas sí que hay que mantenerlas. Por mucho que lo rechacen, la intromisión en su mundo dentro de un tiempo lo verán como una muestra de amor por ellos. El peor modelo que podrían recibir nuestros hijos adolescentes es pensar que no son queridos, que somos indiferentes a lo que les pasa. Hemos de implicarnos a pesar de no ser bien recibidos. Nos llamarán pesados pero nos siguen necesitando. Se hacen en confrontación a nosotros. Nos necesitan de frontón. El problema luego, en otra etapa, es que tu hija no se querrá ir nunca de casa. Estará tan bien que pensará que dónde estará mejor. Son tres años por la experiencia que tengo de profesor, pero no la tengo como padre. Tengo una hija que ha cumplido trece años, pero quien sabe me ha dicho que tengo que ir preparándome y no tomar en serio toda la confrontación que vendrá. Es imprescindible. En otras culturas el paso de la niñez a la adultez no requiere el paso por la adolescencia. Se pasa directamente. Nosotros hemos considerado que ésta dure unos años como terreno incierto. Y en ella nuestros hijos son pasto de multitud de tendencias que los reclaman y no saben exactamente quiénes son. En fin, no te puedo ayudar mucho. Esto hay que vivirlo y no es fácil.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  29. Maria yo yá tenia olvidada esta etapa.Hace quince dias mi nieto me la hjizo recordar.Está igual que tu hija(pero con 14 años).Dice que es mayor yá y que puede hacer lo que quiera.Aqui me tienes (yo,llorando),pues no puedo creer que mi niño me hable o me conteste de esa forma.Antes era todo ¡yi,yia(asi me llaman mis nietos. Ahora la yia ya no le puede hablar porque dice que lo atosigo,no puedo ayudarle en las tareas porque dice que él ya las sabe ect.
    la verdad es que tambien lloro en todos los hombros que pudiera encontrar,pero tambien sé (pues lo he recordado),que al final se les pasa.Ya lo sé por mis dos hijos.En fin,Maria paciencia como yo y esperemos vuelvan a ser aquellos niños@,que atendian embelesados nuestras palabras y que sé que aunque esten asi nos aman con locura.Beos.

    ResponderEliminar
  30. Mira TEMU,

    en un día como hoy, que mi mente parece una jaula de grillos, tus vaciles, como tú dices, me dejan más desconcertada de lo que estoy y te aseguro que aveces lo estoy mucho. Pero bueno, como ya te voy pillando el tranquillo, se que no lo haces por fastidiar. Hoy por ejemplo, es lo que te decía, simplemente no te entendía nada, pero ya está.
    Y sí, tienes razón, claro que es imprescindible la disciplina, lo que ocurre es que es muy desagradable ir de "poli malo" todo el tiempo, toca y es lo que hay, pero al menos a mi, no me gusta pero nada.

    Desde luego, si yo fuera guardia de tráfico, no pondría multas, casi nunca, eso seguro.

    Muchos besos, pero no me vaciles mucho, que yo eso, lo sigo muy mal ¿OK? ;-)

    Hola BRE,
    aunque te diriges a MARINA y supongo que ella te constatará luego, si que tienes que tener en cuenta una cosa.

    Las madres y las hijas, pasamos muchísimo más tiempo juntas, que ellas con los padres o con otras personas a parte de sus amigos. Por eso casi siempre nos convertimos en las dianas de todos sus dardos y frente a ellos, a veces sólo te queda sacártelos como puedes intentando que duelan lo menos posible y otras, intentar convencerlas que lanzando dardos no se arregla nada, sobre todo cuando el mal rollo lo llevan ellas por dentro.
    Yo creo que, o se empiezan a mirar un poco para dentro o como ocurre muchas veces ven un enemigo que no existe, yo creo que un poco es eso. No creo que Marina se refiriera a que esta historia sólo es un rollo de madres e hijas, es que estamos siempre ahí, pura coyuntura, nada más.

    Muchos besos, BRE.


    ¡¡Hola Fernando!!

    Pues la verdad, es que no sé si lo enfoco bien o mal, hago lo que puedo y desde leugo tengo muy claro que es lo que hay y lo que toca. Otra cosa es que depende del día y del momento. A veces, al menos yo, abriría la ventana y desearía pegar un grito que ni te cuento. Luego te ríes y dices, va total, tampoco es tan grave. Y lo que sí que es verdad, es que no hay nada mejor para entender a nuestros padres, que pasar por lo que ellos han pasado y en ese momento dices...
    ¡¡ Pero que santos, Dios, que santos fueron!!! ja,ja..
    ¡¡Suerte con los tuyos, Fernando!! ;-)

    Un beso muy grande y mil gracias, de verdad.

    Hola JOSELU,
    Si que me has ayudado, no te creas.
    Si te soy sincera, esta mañana, al principio cuando he abierto el blog, me he agobiado un poco, porque me parecía que tenía que repetir a todos el mismo rollo. De hecho les he puesto una canción, porque no sabía, que decir.
    En este tema, todos sabemos la teoría, lo malo es aplicarla cada día y estar preparado cuando llega el toro, porque a mi, un poco es lo que me ha ocurrido, que ha sido de sopetón. Después te das cuenta, que afectivamente todo el mundo pasa por lo mismo y tampoco es cuestión de hacer un drama que en realidad no existe. Y tienes toda la razón. Debe ser terrible tener enfrente a 30 abducidos...¡¡Dios mío, que locura!!
    ¡¡No me extraña nada que termines medio depresivo de pura impotencia!! ja,ja,ja

    Y sí, yo soy muy, pero que muy pesada. A veces, hasta se lo digo, pero es que sé que es el papel que me toca, como me decían a mi y es verdad, algo quedará y si no lo ven ahora, lo verán más tarde, como nos ha pasado a todos.

    Pero vaya, al final sea como sea, hay que intentar desdramatizar e intentar, utilizar eso del espejo, mirarte y que se miren y ver la cara de pipa que nos queda a todos y reírnos. Si es que es eso, ser capaces de ver, que no pasa nada que no haya pasado siempre. Yo le digo siempre a ella, que teníamos que cambiar por un día los papeles y entonces, comprendería lo difícil que es.
    En fin, como le decía a Fernando...¡¡Suerte con las tuyas!! aunque a ti, por duro que sea, va a ser mucho menos que lo que tienes en clase...
    ¡¡Eso, seguro!! ;-)

    Montón de besos, Joselu y buen día.

    ResponderEliminar
  31. ¡¡Ay, JULIA, bonita, no llores mujer!!

    Yo, gracias a Dios, hasta ese punto de desesperación no he llegado. En general, aunque la procesión vaya por dentro, a mi me da por reír, ya ves tú.

    Yo es que a veces, la miro y es que me troncho, ver su cara toda digna, pensando que te está descubriendo la pólvora, cuando la pólvora, hace mucho que está inventada. Otras, te dan ganas de retorcerle el cuello como a una gallina, de verdad y otras tienes que poner los brazos en jarras y decir, -mira bonita, para chula, yo- ja,ja,ja

    En fin, depende de cada día y cada momento, pero Tú Julia recuerda eso, que yo también sé que es cierto, ellos nos siguen queriendo, sólo que necesitan dar patadas a lo que sea y si nos tienen delante, pues eso, que toca, pero esperemos que poco a poco todo se vaya calmando, siempre ha sido así y esperemos que siga siendo. Nunca llovió que no parara...

    Un besazo, cielo.

    ResponderEliminar
  32. A mi la mía ha estado más de un año enfadada con moi. Las pintas, tal cual las describes pero con pantalones cagados (Turcos) Bueno ahora no me da pikitos como antes pero me saca a andar. Sigue siendo una niña pero es toda una mujer de 175cm, de 90-64-90 y casi 18 años. Que siempre estaré ahí, bueno, como ahora mismo está aquí a mi lado leyendo lo que escribo... que se ande con ojo que la desheredo de todo excepto de quererla y protegerla, aunque le moleste. (dice que soy cursi)

    ResponderEliminar
  33. A mí realmente lo que menos me importa, o realmente, ni me importa, es su forma de vestir. El mío (chico de casi 16 años) lleva los pantalones por debajo del culo, pero es su culo. Yo con eso no me meto.
    A mí lo que me preocupa es su falta de responsabilidad. En los estudios siemrpe había sido de los mejorcitos de la clase para pasar, en menos de un año, a ser uno de los que menos trabajan. Todo le da igual. Eso sí, que el pelo le quede perfecto sobre la frente y us ropita esté de maravilla. Cada mañana pasa por la ducha y sale hecho un figurín para ir al instituto. Y repito. Eso no importa si lo demás fuera ne la misma categoría.
    Tengo miedo de que se pierda en sus estudios. Yo era muy reponsable y no sé bajar a su nivel. Así que cuando empezamos a "dialogar" terminamos (termino) gritando y diciéndole cosas que no querría decirle nunca y de las que me arrepiento enormemente después.

    Lo vivo como un problema y eso sé que no es saludable. Me digo a mí misma cada día que tengo que delegar más en él y permitir que se dé un buen batacazo, pero soy incapaz de llevarlo a cabo.

    ¡Jodida adolescencia! ¡¡¡No la soportooooooo!!!Besicos,

    ResponderEliminar
  34. ¡¡Ay, MALO!!

    Así que, ahora que tu hija ha firmado el armisticio contigo te saca a andar, ja,ja,ja. Supongo que quieres decir que paseáis juntos ja,ja,ja. Tal cual lo dices, parece como si sacara de paseo al perro y seguro que no es eso ¿verdad? ;-)

    Es que tu niña, es una modelo, con esas medidas...
    ¡¡Anda que no se te caerá la baba, ni nada a ti con ella!! ja,ja,ja y Mira...¿ Sabes que te digo? que aunque te diga que es cursi que le digas que la quieres... Tú, ni caso, que le encanta.
    Yo a la mía, a veces tengo que correr detrás de ella para que me deje darle besos, ja,ja,ja. Me dice que soy una pesada y que estoy como un cencerro, pero a mi me da exactamente igual, quiera o no quiera, yo la espachurro toda...Y si no lo consigo con ella, que ya casi es más grande que yo, siempre me queda su hermano, que a él, aún le encantan los mimos...Pero cuando, la dejo, la miro por el rabillo del ojo y se queda sonriendo... Sólo se hacen los duros delante de nosotros, sólo eso...¿Sólo eso, verdad? ,-) ¡¡Ay, Malo!! ¿Por qué nos lo pondrán tan difícil?

    Muchos besos,
    y también, para tu mujerona pequeña...


    Mira JARDI,

    Te comprendo. A mi también me trae al fresco lo que se ponga, simplemente alucino con sus cambios.

    Cualquier día me la cruzo por el pasillo y ni la conozco. Y como el tuyo, la mía ha pasado de ir hecha una facha, a estar todo el día frente al espejo, colocándose cada pelo... Todo, extremos.

    En cuestión de estudios, sin embargo, es una máquina. Ves sus cuadernos de clase y no es que estén ordenados, es que son primorosos. Pero ves su habitación a veces y parece una leonera, vamos, ni con zancos puedes entrar. Y me ocurre como a ti, siempre la estoy amenazando con que nadie se la va a ordenar si no lo hace ella y de hecho, lo hace un par de días, pero al cabo de esos dos días, otra vez igual...Por un oído le entra y por otro le sale...
    Y así siempre, está visto que nos han adjudicado el papel de polis malos y pesadas y...
    ¡¡A morir por Dios!! ¡¡qué se le va a hacer!!;-)

    Gracias por tu hombro Jardi, aquí tienes el mío para cuando quieras y muchos besos.

    ResponderEliminar
  35. María, que se han puesto de acuerdo madre e hija, como me he expandido, como el universo, han llegado a contubernio en mi contra y me saca a pasear una hora todas las tardes y la madre me ha cortado el pienso y yo me he cortado los alcoholes. Así que ya ves, a dieta me tienen.

    ResponderEliminar
  36. Ja,ja ¡¡Ya me parecía a mi que te notaba un poco flacucho últimamente!! Mira como ahora te han metido en ese lío del golpe de estado y a lo mejor te las tiene que ver con Sánchez, que con ese nunca se sabe...

    TE HE PREPARADO LA MERIENDA, Y DESCUIDA QUE DE ESTO, NO LE DIREMOS NI UNA PALABRA A TU MUJER, NI A TU HIJA...TÚ TE CENAS LUEGO, LA LECHUGUITA QUE TE PONGAN Y PONES CARA DE CORDERO DEGOLLADO ja,ja,ja.

    Bon appetit, MALO.

    ResponderEliminar
  37. No te preocupes María, sobreviviréis.

    La adolescencia es una etapa difícil para el que la pasa y para los de alrededor.

    Mi hija tiene 16 años y la verdad es que no me puedo quejar en absoluto. Es un cielito. Yo, por mi parte aporto una dosis de comprensión y otra de disciplina. Ella por su parte es responsable y muy empática conmigo. Pienso que hemos desarrollado esta relación tan estrecha porque vivimos las dos solas hace ya años y supongo que todo influye.

    Un poco de paciencia chiquilla y ya verás, esto es como el sarampión, de repente un día, el espectro se habrá marchado y seguro que con tu ejemplo tu hija será la buena persona que tú deseas.

    Ánimo y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  38. Estaba leyéndote y veia a mi hija con mi nieta Carolina........ exacto. He visto a Mónica llorar por como la trataba su hija, pero todo tiene su fin y ahora con 22 años ya no tiene nada que ver con la edad del "fantasma". A ti te pasará lo mísmo. Tu hija es ideal si es la de las fotos. Me encanta.
    Tu post me ha gustado un montón. Un beso Lola

    ResponderEliminar
  39. No me seas, no me seas... yo a lechuguitas...
    Por cierto tendrás que preparar la defensa de Sánchez. Y la mía porque le dije al Alferez que los de Aviación como que somos mejores.

    ResponderEliminar
  40. Por cierto, se van a celebrar en Pontevedra unas Jornadas Gastronómicas y estará por allí Antonio Parra, si puedes escaparte pásate y que te dé de comer.

    ResponderEliminar
  41. ¡¡Qué afortunada eres Pandora, cuánto me alegro!!

    Yo también tengo muchísima empatía y buen rollo con mi hija, lo malo es cuando se le encrespan los nervios y se le alteran los circuitos. Supongo que la batalla interior que libran sus hormonas son las causantes de todos los disturbios. Y luego, ese caos que de pronto la rodea allá por donde pasa. Pero sí, en el fondo confío en que será una etapa más y como todas pasará, esperemos que lo bueno, de ella pueda con lo malo y salgamos las dos a delante.

    Un besazo enorme, Pandora.


    ¡¡Hola LOLA, guapa!!

    No, gracias a Dios, aun cuando he exagerado un poquito en la entrada, en mi caso la sangre no ha llegado nunca al río. Se me rebota a veces y cada vez que escucha un NO, piensa que es sólo para fastidiarla, pero jamás me ha faltado al respeto, ni me ha tratado mal, así a lo grande. A veces es muy agresiva verbalmente, pero suele rebobinar y arrepentirse, es duro, pero sé que pasará.
    Y no, las fotografías no son de mi hija, ella es muchísimo más guapa, ja,ja,ja Tú mira, que te voy a decir, soy su madre, ja,ja,ja.


    Mil besos, preciosa.

    Así es que no caes en la tentación, ¿eh? MALO. ;-)

    Haces bien, tú cuídate, era sólo una bromilla, tu pasea mucho y come mucha lechuguita que verás que bien te encuentras, ja,ja,ja.

    ¿Crees que de verdad, que necesitareis defensa jurídica? ¿Tú crees que el Alférez Pierdepeso os abrirá un consejo de guerra?...¡¡Ay, Dios!! ;-)

    Bueno, tú tranquilo, si llegara el caso, una vez que os entreguen el escrito de acusación fiscalía militar, preparamos la defensa.
    Pero primero tenemos que conocer los cargos ¿OK? Dile a Sánchez, que lo mejor es que se entregue voluntariamente, así la pena se le puede rebajar...
    Quizá si le dices que tienes unas cuantas botellas de 103, se decide ja,ja,ja.

    Y...¿Quién es Antonio Parra? No tengo ni idea.

    Bueno MALO, que te aproveche tu lechuguita, ;-)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  42. A-CO-JO-NA-DA, así me he quedado hija.
    Mi hija tiene 12 años y ya empiezaa despuntar. Por el momento me sigue necesitando, incluso sigue llamándome mami y besándome nada más llegar a casa. Pero soy consciente de que esto cambiará dentro de poco. Y tu fantasma vendrá a visitarme. De hecho, creo que a veces se asoma furtivamente por la ventana ¿Pero sabes una cosa? Es una visita de paso. Al menos ese es mi consuelo.
    La adolescencia es una etapa difícil, y creo que no tanto para nosotras como para ellas que no saben por donde les da el aire. Pero pasa, y la "normalidad" regresa.
    Así que ¡ánimo cielo, y tó pa'lante!
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  43. Perdón mi niña que a veces me lío.
    El amigo Antonio Parra http://hastalalibertad.blogspot.com/ ,bloguero y uno de los mejores Cocineros de Extremadura y de España y presidente de la red Miajones (buen comer por toda extremadura)

    En cuanto a lo de Sánchez no sé la acusación pero pa mi que de entrada me lo capa.

    ResponderEliminar
  44. ¡¡Buenos días SILVIA!!

    ¡¡No mujer, no te me asustes, que eso nos lo notan y no es bueno!! ;-) Te lo digo yo, que estoy temblando...

    En fin, no todos los días son tan horrorosos ¿eh?
    Hay sus momentos y tanto los malos como los buenos, van en el mismo lote. A veces, el fantasma se adormece y no se nota tanto su presencia, yo he llorado un poquito en vuestro hombro, pero nada, más que para desahogar. En el fondo, ella creo que al final, saldrá como hemos salido todos y nosotras con ellas, así es que tranqui ¿OK?

    Mil besos, cielo y un besito, para tu peque.



    ¡¡Aaaaaaah, MALO!! ¡¡Un cocinero extremeño!!

    Bueno, si tengo oportunidad, me enteraré y te cuento. Si prepara algo rico, te lo envuelvo en papel de aluminio y te lo traigo para que lo pruebes ¿Ok?
    Como ves, yo siempre tentándote ja,ja,ja.

    No sé MALO, yo creo que el Alférez, al final se va a ablandar y le perdona, ya lo verás...O a lo mejor, lo mete en el calabozo y recluta a su Matilde, que me da que esa mujer, debe tener mucho carácter...
    En fin, nosotros, nos adaptamos según las circunstancias ¿Vale? Tu, por si... Estudia mucho, que yo ya tengo el código castrense en mi mesa. ;-)

    Muchos besos, MALO y buen día.

    ResponderEliminar
  45. Excelente y reflexivo texto,
    un placer pasar por tu casa,
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Me acabas de acojonar, y mucho. A nosotros de momento nos quedan unos años para llegar a lo que tu estas pasando; pero "acojonaito" que "mas dejao".

    Uno no sabe lo que hacer, en estas situaciones. Yo me miro en el espejo de los años, y pienso en lo que fui yo, (vaya bicho que era). Por mi parte ya sabes, si te puedo servir de ayuda. Aunque solución, solución, solo se me ocurre meter a todos los "fantasmas" adolescentes en una cámara criogenica, y no sacarlos de allí hasta que mayores de edad, pero creo que tampoco funcionaria.


    Un besooooo muy grande y paciencia. Intentare dar un paseo con Henna para que te relajes, y al menos te olvides un ratito del fantasma que te acosa.

    ResponderEliminar
  47. La música y los libros, casi nada. Lo demás, seguro que se le irá cayendo poco a poco de las manos, y si estás detrás de ella discretamente, recogerás su esencia.
    Yo de hijas no sé nada. Quiero decir que no tengo experiencia, pero me da la impresión que María, aparte de lamentarse en un blog, sabrá guiar a su pequeña adolescente.

    ResponderEliminar
  48. Me lo he preguntado muchas veces a lo largo de mi vida, y hace escasamente tres o cuatro días, como si presintiese esta entrada en tu blog, también: ¿qué pensarían mis padres de mis pintas de jovenzuelo, qué enormes dudas y miedos les asaltarían? Ya sé que las pintas de hace unos años no eran tan radicales, pero sí creo que el efecto que producirían en nuestros mayores, serían equivalentes a los que producirán en los padres de hoy.

    La verdad es que a día de hoy, todavía no sé si aquello eran señales de rebeldía o, sencillamente, que seguía una moda como todos mis amigos.

    Supongo que mis padres lo pasarían mal, porque lo desconocido siempre nos inquieta. Y estos cambios radicales de apariencia, siempre nos dejan con la mosca detrás de lo oreja. No sé, María, quiero pensar que será algo pasajero mientras encuentra su propia personalidad: la mayoría de las veces no son más que simples disfraces para conocer a la gente de la misma “tribu”.

    El hecho de que en lo fundamental, y más deseable, no haya cambiado, me parece positivo, sin que deje de parecerme también positivo que esté buscando su sitio en esta vida tan complicada.

    Un beso y muchos ánimos, que, en principio, no tiene por qué ser grave.

    ResponderEliminar

  49. Normalmente, no es una enfermedad contagiosa. Suele curarse sola, con los años.
    Receta: Siéntate y espera.
    Cuidados... muchos, puede reaparecer en los últimos estadios de la madurez... cuando las manzanas están pochas.


    Bicos desde la muralla de Lugo

    CristalRasgado & LaMiradaAusente
    ________________________________

    ResponderEliminar
  50. ¿Sabes una cosa buena?.No eres la primera en descubrir que tu huerto no te dio la cosecha que esperabas.
    Seguro que lo regaste, cuidaste y puede que lo mimaras. Pero..... imposible que nuestros pequeños no crezcan. Lo aran, y es del todo seguro, que nos pillaran con el paraguas cerrado.
    Ocurre que, aveces es bueno sentir la lluvia en la cabeza. Limpia y no mancha. Confieso: no me gusta correr cuando llueve.
    Cuando esto ocurre, se que me miran como si fuera gilipollas.
    Passsa que, piensen lo que piensen, me hace el mismo efecto que un marcapasos a un muñeco de madera.
    Un saludo y tranquila, si puedes claro.

    ResponderEliminar
  51. Esta epoca es pésima para las dos partes, ellas no entienden tampoco que está pasando, pero efectivamente lo que dicen los demás siempre es mejor que lo que dice mami...que es una "madrastrona" en este paso de la vida.
    Paciencia,y recuerdale todas las noches que la quieres.

    ResponderEliminar
  52. Esta epoca es pésima para las dos partes, ellas no entienden tampoco que está pasando, pero efectivamente lo que dicen los demás siempre es mejor que lo que dice mami...que es una "madrastrona" en este paso de la vida.
    Paciencia,y recuerdale todas las noches que la quieres.

    ResponderEliminar
  53. Gracias y bienvenido RMC,

    bueno, muy reflexivo no te digo yo que sea, si te soy sincera, creo que lo escribí en tres cuartos de hora...
    Pero en fin, me alegro que te guste y también me alegro un montón de tu visita.

    Otro abrazo para ti y un resto de semana, feliz.


    Ja,ja,ja ¡¡No te acongojes JAVIER!!

    Bueno, tampoco es le león siempre tan fiero como lo pinto, tiene sus momentos, sabes. De hecho, lo que más rabia me da, es que por lo general es un cielo, pero cuando se le ponen de punta y en pie de guerra las hormonas, todos cuerpo a tierra.

    de todas formas, tú tienes dos niños ¿verdad? Yo creo que ellos, aun cuando los hay que salen bien retorcidos ellos en estas fases, yo creo que para la convivencia son menos ciclotímicos y además te ahorras el susto de verlos de pronto, subidos en unos tacones ja,ja,ja.

    Por cierto, que fíjate, pensé que ya estarías rumbo a Canarias, no dejes de despedirte antes de irte ¿vale? aunque ya sé que seguirás conectado, supongo que entre que te instalas y demás pasarán unos días.

    Y sí, si tus neuronas son tan amables y dejan salir un trocito de Henna divertido o al menos no demasiado sangriento, no sabes cómo te lo agradecería. Mira, puedes poner a una de esas niñitas sabias de la colonia, con un ataque de adolescencitis aguda...¿Qué te parece? ;-)

    Mil gracias y muchos besos, Javier.

    ¡¡Ojalá Joaquín, ojalá!!

    Porque esencia lo que es ahora, recojo más bien poca, pero sí, yo espero que todo pase. Te diré que yo con ella muy discreta , como que no soy, más bien pelín pesad quizá. Y me ha sonado de pena eso de lamentarme en un blog Joauín, ja,ja,ja No me estoy lamentando...¡¡Estoy lloriqueando directamenteeeee!! ja,ja,ja No, es broma. En fin, que me ha salido esto y como siempre me ocurre, pues lo he plantado para compartirlo con vosotros, ya sé que fórmulas mágicas no existen, yo intento hacerlo lo mejor que puedo, hasta ahí.

    Un abrazo, Joaquín.

    ResponderEliminar
  54. Nos iremos preparando para lo que viene, porque me temo que por ahí habrá que pasar.

    Muchos ánimos.

    ResponderEliminar
  55. ¿Sabes una cosa JUAN?

    Es de los comentarios más bonitos que me has dejado desde que te conozco, de verdad eres un sol.

    Yo, no es que esté tremendamente preocupada, de hecho, tampoco son todos los días tremendos. Lo decía por ahí arriba, creo que esto lo escribí en menos de una hora y como había sido su cumple, se ve que todo me vino a la cabeza.

    Y es verdad que en cierto modo todos hemos pasado este sarampión, a mi me ha sorprendido lo repentino que están sucediéndose los cambios. En el tema de su atuendo, tienes toda la razón yo sé que ocurren, en función de como van sus amigas. Pero como madre, igual que les pasó a los tuyos y a los míos, te quedas un poco pasmada al ver las metamorfosis que sufre, en a penas semanas.
    Por cierto que yo, fui una niña...
    Mú wuena, conste. ;-)

    Un beso grande, Juan.


    ¡¡Cómo me gusta tu paz y serenidad, ÑOCO!!

    ¿¿Cómo se nota que me conoces poco, aún??
    Yo cualquier cosa, menos sentarme y esperar...
    Correré, saltaré, volveré a correr otro poco y regresaré a ver que ha ocurrido, todo menso estar sentada y quieta ja,ja,ja.
    Lo sé, sé que se cura, lo malo es lo que dura y hasta que el tratamiento de la vida, hace su efecto...
    Mira, esa fase de la que hablas de que ataca en la madurez, como que ya no me preocupa tanto, creo que a esas alturas yo estaré sentada y esperando por fin, a saber donde....

    Muchos besos, ÑOCO

    ¡¡Hombre Mon!! ja,ja,ja.

    Yo por ahora, no es que descubra que mi huerto no me dio la cosecha que esperaba, es que no me ha dado casi ninguna. Bueno, entiéndeme, mil satisfacciones pero así lechuguitas ricas y tomates rojos y maduros pues na, de na...
    Pero sí, en el fondo yo soy optimista por naturaleza ya lo sabes y sé que esto pasará. Por su bien, lo espero... Por que sino... Pienso echar fertilizante y herbicida a mazo en el huerto y verás como quemo todas las malas hierbas y crecen a toda pastilla las lechugas y los tomates, ja,ja,ja.
    ¡¡Oye!! me ha encantado lo de la lluvia, a mi si es suave, me encanta sentirla en la cara, lo malo es si te caen chuzos de punta. ;-)
    Lo de tranquila va a ser difícil, pero correré bajo la lluvia como tú, cuando me entren los nervios...


    Muchos besos, Mon.

    ¡¡Uy, KIM!!

    ¡¡Tú no sabes la de veces que le digo que la quiero!!
    Y ella, lo sabe de sobra, yo, soy de las que achucho a todas horas, en cuanto me quito lo bigotes de general que no me queda más remedio que ponerme, ya la persigo para requetebesarla, si me deja, claro ¡¡Si es que, esto de ser madre es un rollo patatero!! ¿Tú crees que se admiten cambios de identidad por temporadas? Que ella haga de mi y yo de ella. Creo que vas a tener que añadir unas cuantas cláusulas en este sentido en tus reivindicaciones ¿vale? ;-)

    Muchos besos KIM.

    ResponderEliminar
  56. ¡¡Hola Juanjo!!

    ja,ja,ja ¡¡Has quedado en medio!!
    Pues intuyo que si l@s tuy@s son peques, como que no te va a quedar más remedio. Pero tampoco os asustéis demasiado, que ya me empiezo a sentir culpable de tanto como veo que estoy agobiando a todo el mundo, no es tan terrible, sólo un poquito. ;-)

    Mil gracias y muchos besos.

    ResponderEliminar
  57. Tocaya:

    Me ha gustado mucho tu post, y te dejo mi hombro, por si quieres apoyarte en él, pero creo que dentro de poco voy a tener que necesitar el tuyo, porque a mi hija, la quedan pocos años para llegar a la edad de la tuya, ahora se encuentra en la pre-adolescencia, pero ya me estoy dando cuenta de cómo va comenzando a tener pajaritos en la cabeza, y ya me puedo ir preparando para lo que me espera.

    La verdad, es que todas hemos pasado por ello, es una edad realmente difícil, y yo recuerdo que te unes más a los amigos, y ves a los padres como enemigos.

    También recuerdo las ganas que tenía de cumplir los 18 años (aunque ahora no sé para qué si no me sirvieron para nada jajaja), pero intentas ser mayor, y lo que ves hoy de una manera mañana cambias, porque no se tiene la personalidad madurada, y además, sólo piensas en estar todo el día arreglándote y en salir de juerga.

    Lo único que debemos tener en cuenta es que ...¡¡¡¡Menos mal que todo pasa!!!! jajaja por lo menos nos sirve de alivio.

    Un beso, tocaya.

    ResponderEliminar
  58. Como me hacías unas preguntas en mi blog, acabo de contestar tu comentario, para que, cuando quieras y puedas, pases a leerlo.

    Otro beso.

    ResponderEliminar
  59. ser adolescente en los tiempos que corren debe ser duro, con el bombardeo de cultura basura dirigida a ellos que hay...

    ResponderEliminar
  60. Todo son etapas y muy importantes que nos foran la pesonalidad, ue construyen nuestra valía...pero, nunca se debeir pasano etapas sn guardarse unas partecitas de cada una... que nada nos robe esa niña que llevams dentro... que tantas veces falta nos hace sacar sn importarnos nada...


    Saludos, siempre esencia.

    ResponderEliminar
  61. Maria, no sabes el refran ese de que no hay mal que cien años dure, jajaja.
    Ya sabes que son etapas en la vida, primeras vivencias y circunstancias pre-adultas para formar tu propia personalidad, caracter y sexo dentro de un cuerpo infantil e inmaduro.
    Son constantes descubrimientos y constantes contradicciones incontroladas por que las circunstancias les superan, al ir mas rapido que su propia evolución.
    Enfin pués eso, ya sabes a los adolescentes no hay que entenderles solo hay que quererles.

    ResponderEliminar
  62. Pues mira Maria,a mi me sacas una sonrisa con el tema,pues aunque nos sorprendan,los hijos nos hacen disfrutar con cada etapa y ver como van cambiando es una experiencia bonita con la cual el dia de mañana recordaremos con ellos con una sonrisa.

    UN BESAZO MUY GRANDE,TAN GRANDE COMO TU(Como madre ,como amiga y como persona)

    ResponderEliminar
  63. SOBREVIVIRAS, TE LO CUENTO COMO PADRE SOLTERO QUE HE SIDO MUCHOS AÑOS, DE MI EPOCA DE SOLTERIA TENGO UN HIJO DE 32 AÑOS Y UNA HIJA DE 28...
    Y DE MI EPOCA DE HOMBRE FELIZMENTE CASADO TENGO UNA HIJA DE 7 AÑOS.
    SOY UN SUPERVIVIENTE DE 52 AÑOS Y SI YO PUDE SEGURO QUE TU PUEDES.
    BESOS DE ANIMO -QUE TU PUEDES-.

    ResponderEliminar
  64. Tranquila, María, que la adolescencia es una "enfermedad" que se cura con el tiempo. Ahora lo que tienes que hacer es colmarte de paciencia y tratar de compreder su cambios. Pero a la vez has de ser inflexible con las cosas que crees que no hace bien. y creo que en esto estamos, ¿no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. ¡¡BUENOS DIAS, CASI TARDES...!!


    Hola, María.

    Nada, mi querida tocaya, aquí tienes mi hombro preparado por si lo necesitas, aunque a lo mejor tú tienes suerte y no lo necesitas para nada, ja,ja,ja.

    Al final, la cosa tampoco es tan grave. Depende de los días, como los tengamos todos y en función de eso, como vemos y nos lo tomamos todo.

    A veces, sin querer ellas y nosotras, hacemos un mundo de una tontería y al final, todo se repite, sólo que cambiando los papeles. Yo intento acordarme de lo que me ocurría a mi, cuando era como ella y la verdad es que no hay mucha diferencia, sólo que cuando te toca de este lado, la cosa se ve de otra forma, pero vamos, que saldremos adelante, estoy segura.
    Ellas y nosotras...

    ¡¡Ah!! gracias por tu comentario, ya lo he visto...Y supongo que tú el mío, Ja,ja,ja. No me des demasiada cuerda, que yo me enrollo como una persiana, ya lo irás viendo ;-)

    Un beso muy grande y buen día.


    ¡¡Hola JORDIM!!

    Bienvenido, has sido toda una sorpresa, ja,ja.
    Pues sí, la verdad es que ellas y nosotras lo tenemos un pelín crudo con los tiempos que corren para todos. Pero en fin, nunca llovió que no parara, que se dice ¿verdad?
    Mil gracias por tu visita.
    Te seguiré la pista, si el maldito tiempo se me estira un poquito, lo intentaré de verdad.

    Un abrazo.


    ¡¡Hola ESENCIA, bienvenida!!

    Pues sí, supongo que tienes razón, todas son etapas que hay que ir viviendo, pasando y quemando. Y es verdad que esa niña que todas llevamos dentro, no se nos puede olvidar, yo me la recuerdo a todas horas.
    La verdad es que no me cuesta demasiado, en mi caso, me temo que está haciendo de las suyas a todas horas ja,ja,ja.

    Mil gracias por tu visita, besos.


    ¡¡Hola Doc!!

    ¡¡Qué razón tienes!! ;-)
    Sabes, es que yo, soy un poco llorica manteles, pero en el fondo sé muy bien lo que hay. Lo que ocurre es que a mi esto de desahogar me sienta de maravilla. De vez en cuando, pegarte un chapuzón por dentro, te deja súper fresquita y después lo ves totalmente distinto. Mira, tengo la suerte de que a pesar de todo lo que he escrito, no es tan grave y ella y yo nos seguimos llevando de maravilla. Algunos días tenemos tormentas y a mi me toca poner cara de general o esconderme bajo la cama, según la ocasión... Pero vamos, todo dentro de la normalidad... Y es verdad, con cariño, todo se arregla. Mil gracias.

    Muchos besos.

    ¡¡Ay, LOLI, LOLI, pero mira que res cielo!! ;-)

    Eso, el asunto es intentar ver el lado positivo que está ahí siempre. Otra cosa, es que según el día, seamos o no capaces de verlo.
    A la larga en la balanza, yo creo que siempre compensa. A veces toca arriba, a veces abajo, pero mientras siga funcionando la balanza, todo va bien... ¿Cómo va la tuya hoy? ;-)

    ¡¡Venga, que te toque bien arriba y tengas un día genial!!

    Muchos, muchos besos, LOLI.



    ¡¡BIENVENIDO GROUCHO!!

    Un placer verte por aquí...

    ¡¡Pues vaya vida e historia que tienes!!
    ¡¡Vamos, de novela, como poco... Y eso, sin saber ningún tipo de detalles!!

    ¡¡Si es que los tienes de todas las edades y colores!!
    Y ahora...¡¡Una de siete!! ¡¡Mira que eres valiente!!
    ja,ja,ja.

    En fin, supongo que con tu buen humor, puedes con todo lo que te echen...Y veo.
    En cuanto pueda, me paso por tu casa para que me lo contagies...

    Mil gracias y besos, Groucho.

    ResponderEliminar
  66. ¡¡Hola MIGUEL!!

    Eso, en eso estamos...
    Intentándolo cada día, unas veces comprendiendo más y otras nada de nada...Unas veces marcando el paso con un silbato y otras saltando a su ritmo...Lo que se puede, según se tercie.

    Pero mira, yo pienso a veces, si vosotros podéis con treinta...¿Cómo no voy yo, a poder con una? ;-)

    Muchos besos Miguel.

    ResponderEliminar
  67. Ya sabes que no tengo hijos, pero he tenido sobrinas y una viviendo en la misma casa que yo, así que sé de qué hablas perfectamente.
    No te preocupes. La adolescencia es una enfermedad que se cura. Creo que vas por buen camino.
    Besos salvajes.

    ResponderEliminar
  68. ¡Tiene mucha suerte de tener una madre como tu! ¡Felicitaciones por el blog!

    ResponderEliminar
  69. María no te quejes mujer, que yo lo tengo peor. Cuando a la niña se le quiten llas tonterías se le contagiarán al hermano (12 años) y mi dueña se acerca al punto menopausico... ¡Qué 7 u 8 años me esperan!

    ResponderEliminar
  70. Yo tengo una niña de seis para siete y tiemblo sólo con leerte. ¿De verdad es necesario que pasen esa etapa? ¿No se podría evitar de algún modo, tenerla dormida durante cinco o diez años?

    Mira que yo renegaba de los padres de mis novietas, pero resulta que yo voy a ser pero que ellos. ¡Sin duda!

    ResponderEliminar
  71. Gracias Panther,

    Viniendo de ti, esa impresión, no sabes lo que me tranquilizas. No sé, a veces hacemos un mundo con estas cosas que en el fondo no son más que ley de vida. El asunto es si te toca de un lado o del otro. Yo siempre he sido muy cabezota y a veces cuando la veo a ella así, me digo que me toca lo que yo hice, multiplicado por dos o por tres. ;-)

    Muchos besos, Pantera guapa.


    Bienvenida, segunda LUNA. ;-)

    ¿Sabes que por ahí arriba hay otra Luna como tú?
    Si eres la mitad de cielo que ella, ya mismo te ato al blog... En fin, que eres muy amable y que esta es tu casa, para cuando te apetezca.

    Besos.

    No, si tienes razón MALO,

    A estas alturas, ya me siento hasta culpable por haber abierto la boca, aquí en otros sitios pero bueno ¡¡ que se le va a hacer !!
    Y por cierto, por lo de la menopausia creo que aún no me toca ja,ja,ja. Pero me temo que lloraremos uno en el hombro del otro, con el de 12 por que yo también tengo uno de esa edad. Ahora mismo, aún sigue siendo como mi oso de peluche, de hecho creo que es el único de la familia al que le carbura bien del todo la cabeza...¡¡Mejor no pensamos demasiado en el futuro !!
    MEJOR VIVIR SIN MIEDO, ¿VERDAD MALO?

    Muchos besos


    Ni caso, MIGUEL, no me hagas ni caso. ;-)

    Ya se lo decía a MALO, empiezo a sentirme culpable, porque veo que sin querer os estoy metiendo un miedo que tampoco es tanto como parece. Es verdad que de pronto todo lo que antes era fácil, de pronto se complica un pelín, pero de verdad que es más que llevable, son días y momentos, sólo eso, ya sabes que yo tiendo un poco a exagerar, debo tener algún antepasado andaluz. ;-)

    Montón de besos.

    ResponderEliminar
  72. Muchas gracias, tocaya, por tu interesante comentario dejado en mi blog, ha sido un placer leerte, tanto aquí como allí.

    La vida qué difícil la hacemos, unas veces, porque así nos la hacen los demás, y otras, porque nosotras mismas nos la complicamos con problemas que luego no tienen importancia ¿verdad?

    Y sigo preguntándome, en mi blog, lo acabo de hacer, ¿a quién votaré al año que viene? estoy tan desilusionada que creo no votaré a nadie.

    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  73. jajajajajajaja... A vivir con la alegría de ese fantasmita.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  74. Opino lo mismisimo que Luna,tiene mucha suerte de tenerte como madre.
    Gracias por visitarla has visto que bien escribe?que fuerza tiene?
    Gracias Maria y ya sabes TE QUIERO MUCHISIMO!!!!

    ResponderEliminar
  75. ¡¡Hola María, bis!! ;-)

    Gracias a ti.
    Ya te he dicho, que no me des demasiada cuerda, que me pongo a parlotear y después tendrás que colocarme esparadrapo en la boca para que me esté calladita...

    Supongo que no es que la vida la hagamos difícil, es lo que es, lo que ocurre es que a veces lo vemos más complicado de lo que en realidad es y otras veces, es que sí que es complicado. ;-)

    Del tema de a quién votar, seguramente yo estoy muchísimo más perdida que tú, es que ni idea...
    Ya te lo he dicho en tu casa, o aparece un Mesías, o yo no veo a nadie capaz de arreglar a corto plazo esta historia, la verdad...¡¡Veremos!! ;-)

    Muchos besos, tocaya.

    Me alegro que te haya hecho gracia, SALVADOR.
    Y sí, a veces nos partimos todos con el fantasma y otras le estrangularía, te lo aseguro...

    Besos y gracias por tu visita.


    ¡¡Hola cielo!!

    ¿Cómo no voy a quererte yo a ti, con las cosas que me sueltas? ;-) En fin, sí que me ha impresionado nuestra LUNA, sí. Es muy valiente, esta chica.
    ¿Y tú? ¿Cómo vas? ¡¡Venga ánimo, verás como poco a poco, toda va a ir mejor!! ¡¡Ya lo verás!! ¡¡Cuídate!!

    Muchos besos, LOLI.

    ResponderEliminar
  76. Hola, María

    Sólo puedo decirte que lo estás haciendo muy bien.

    Lo 'principal' sigue existiendo, a pesar del 'Fantasma'.Los fantasmas son así... Mucha 'facha' y poco cuerpo.

    Te lo digo yo, que soy experta en fantasmas

    ResponderEliminar
  77. Hola JULIO y Douce,

    No sabéis cómo me alegra veros por aquí.
    Oye, pues cuánto me alegro que penséis eso, yo no lo sé. Hay días que parece que tengo a una marciana en casa, otros pues más o menos. Lo pero de estas edades, es que parece que siempre te están retando y eso es lo que nos alteran un poco los circuitos a todos. Pero sí, como vosotros decís, lo "principal" parece que funciona, o sea, su disco duro ja,ja parece que está intacto, veremos si no lo alcanza el bicho este de fantasma. ;-)
    ¿Oye Douce, supongo que todo lo que tú sabes sobre esto, te lo habrá enseñado Julio, no? ;-)

    Muchos besos para los dos.

    ResponderEliminar
  78. Hola Maria, esta increible tu blog!! en la musica coincido plenamente contigo, el resto no me ha dado tiempo aun... ------- lo de tu hija, si que es problematico, como la mayoria de las adolescentes ahora, hasta cierto punto es normal, guiala y cuidala mucho... yo tengo una hija de 13 años pero es minusvalida...----- un gusto conocerte..

    ResponderEliminar
  79. Hola María: te pondré un ejemplo de mi adolescencia, si me permites. Yo llevaba el pelo largo y barba aunque la jipiez ya me pilló tardía. Un día le pedí dinero a mi padre para tomar el tren, que no para vicios, y me dijo que me lo daría cuando me cortara el pelo y me afeitara la barba. No me lo dio jamás. Yo estaba más cabreado con él que una mona y me buscaba la vida con el dinero como podía porque , en el fondo, no era el pelo lo que le molestaba, sino que era más tacaño que yo qué sé. Total que un día me dio por decirle que yo tenía mi personalidad y todo eso. El me respondió: "Pues la coges y te la metes en el culo", con perdón.

    Era un tipo resolutivo mi padre. Ahora se supone que soy un hombre de provecho y tal. Menos mal que nunca le hice caso ;-)

    Un beso, bonita.

    ResponderEliminar
  80. Bueno, si nosotros sobrevivimos, seguro que ella -que vale mucho más- también lo hará.

    ¡Ánimo!

    Un beso, Piratilla.

    ResponderEliminar
  81. Buenas noches María.
    Queda de manifiesto que la mitad por no decir toda la peña, está en la misma situación.
    Si al final esto no es mas que un reflejo de lo que hicimos solo que el espejo esta sucio y nos distorsiona la imagen.

    Besos farera

    ResponderEliminar
  82. ¡¡Hola JAVI, bienvenido!!

    Me encanta verte por aquí, gracias.
    Así que tienes una niña de 13 minusválida.
    En fin, supongo que entonces seréis dos héroes en los tiempos que corren. Dale un besazo súoer grande de mi parte ¿Vale, Javi?
    Mira, al lado de vosotros esto son bobaditas, lo vuestro sí que tiene mérito. Y seguro que a tu hija el fantasma no le atizará ni la mitad que a las supuestamente bien funcionantes.
    Me alegro que coincidamos en música, aunque si te fijas you tube, hace lo que le da la gana con los vídeos, algunos no tienen nada que ver con lo que debería estar.
    Bueno, Javi, esta es tú casa, para cuando te apetezca. Bueno, para ti y tu niña ¿OK?

    Muchos besos.


    Hola ANTONIO,
    ¿Cómo va tu catarrazo? ;-)

    No sabes lo que me he reído en tu casa con la Matilde de Sánchez, ¡¡Ay que mujer!!
    De verdad, que casi lloro de la risa...Entre el esfuerzo de entenderla y las burradas que ha dicho, casi me parto...Y ahora tú jajajajaja ¡¡Con tus greñas y tus barbas!! jajajaja ¡¡ Ay, de verdad , es que me duele el estómago!!! jajajaja
    Pero a ver...
    ¡¡Antonio, xD!! ¿¿¿Tú con 16 años tenías melenas y barbaaaaaaa??? Con 22, te llegaría por el suelo...

    Y ¡¡vamos, tú padre!! ¡¡Ay, Dios tú padre!! De los de a la antigua usanza ¿eh? ;-) ...Mejor lo dejamos!!
    ¡¡¡Pobrecito!!! No, si ya sabía yo que lo tuyo tenía que venir de una adolescencia complicada. Ja,ja,ja

    En lo que sí, que tenía yo que aprender de tu padre, es en eso de lo resolutivo que era...

    Bueno, es verdad que ahora estás hecho todo un hombre ...jajajaja Creo que le voy a decir a mi hija, que se deje barba jajajaja a ver si sale tan bien como tú...¡¡Ay, hoy me muero, de verdad!! jajajaja.


    ¡¡Cuídate mucho, mucho!!
    Un montón de besos y toneladas de klineex. ;-)


    ¡¡Buenas noches JUANMA!!

    Tienes razón, mira he estado partiéndome de la risa y no sé si es eso, pero me estoy dando cuenta que últimamente, parece que entre tú y yo se están invirtiendo los papeles. Antes era yo la que te animaba y mira, entre la política y el bicho de fantasma este, todo el día lloriqueando. ;-)
    Tienes razón, más que tú no sé, pero más que yo, desde luego que vale, así es que o sobrevive...
    O sobrevive...ja,ja,ja Yo...¿ no lo sé? ;-)

    Muchos besos, JuanMa.

    ResponderEliminar
  83. ¡¡Hola BREEEEEEEE, siempre te me escurres!! ;-)

    Sí, si ya sabía yo, que estos desahogos en el blog, me iban a dejar como a una rosa...Unos, porque ya lo han pasado y te tranquilizan por lo bien que les ha salido. Otros, porque al asustarse al no haberlo pasado, te hacen darte cuenta, que la cosa no es para tanto...¡¡Una maravilla!!

    ¿¿Sabes BRE?? Creo, que de ahora en adelante voy a colgar todas mis penas en el blog para que se me quiten... Debe ser eso, cuestión de limpiar y abrillantar bien el espejo, como tú dices...

    Muchos besos y felices sueños, BRE.

    ResponderEliminar
  84. Como te comprendo, María.
    Estoy algo perdida cielo, mi adolescente tiene algún problemilla de salud.
    Por eso ando desconectada.

    Tú aguanta como una campeona pasan por fases muy distintas, todavía te quedan dos hasta su completa madurez.
    Tienen que vivir esto para identificase. ¿te recuerdas tú con 16 años? estoy segura que sí.

    La adolescencia es una época ambigua, está entre la infancia y la madurez, aquí definimos tanto nuestro cuerpo como nuestra personalidad, es una época cruzada de conflictos. de crisis.
    ¿Sabes? la adolescencia y la jubilación son las etapas más importantes del ser humano.
    Está en pleno cambio biológico .. tranquila princesa ya va quedando menos ...

    Mil besos cielo !!!!!

    ResponderEliminar
  85. Querida María: Pasas por ese momento, que acaso olvidaste, de la adolescencia, en este caso, de tu hija. Todos tenemos nuestras propias recetas. La mía es la firmeza. No puedes ser débil nunca.
    Hay normas a las que se tienen ellos que ajustar, les guste o no.
    Yo me ajusté a las de mi madre. Jamás pude levantarle la voz, ni de niña, ni de casada y fuimos muy
    buenas amigas. Hay reglas a seguir en cualquier hogar. Si no son de su agrado, pues, deberían levar anclas y partir a defenderse solas, pero eso no lo harán, y es allí donde demuestran cuan vulnerables son. Lo quieren todo sin dar nada.
    Yo tuve que trabajar desde los dieciséis años, pero ello no me daba patente de corso. O acataba las reglas o me volaban la cabeza de un solo tajo. Tu niña, hoy en franca rebeldía, regresará buscando tu apoyo en su momento.
    Yo tengo dos de esas...Una se casó a los dieciocho y casi muero al verla partir tan joven. Hoy es madre de tres niños y pretende seguir mis consejos: mucho amor y mucha disciplina.
    En fin, María. Sé firme, no demuestres debilidad, déjala abrir un poco las alas, siempre que no se vaya a estrellar. Ella aprenderá a volar, como el ángel que es, pero buscará refugio en ti, siempre.
    Te mando muchos besos, atribulada mamá.
    BB

    ResponderEliminar
  86. ¡¡Vaya!! SILENCIOS, lo siento muchísimo.

    Espero que todo se soluciones y enseguida se encuentre bien. No se me ocurre, nada pero que eso.

    En fin, al lado de enfermedades y demás problemas de verdad, esto es una solemne tontería.
    Al final, supongo que nos aguantamos las dos a veces y juntas aguantaremos lo que nos echen, que espero no sea demasiado.

    Y no te preocupes, no creas que estoy muy atribulada. En realidad, empiezo a sentirme como una llorica manteles, porque es verdad, que esto no es más que una etapa más, en mi caso únicamente me ha sorprendido ¡¡el sopetón de los cambios!! Una vez te haces a la idea, pues eso, a intentar recordar las tonterías que hacía yo con 16 y mira, vivita y coleando, como todas ¿verdad?

    Mil gracias, cielo.
    Y lo dicho, que todo se arregle.

    Todo mi cariño SILENCIOS.
    Mil besos.


    ¡¡Mi querida BB!!

    Empezaba a preocuparme al no verte...Viajar a Panamá no es tan fácil. Ya sé que tú estás acostumbrada, pero yo lo de los viajes no lo llevo demasiado bien que digamos, y menos lo del jet lang... En fin, que me alegro de verte.

    Así que me has salido una mamá de las durillas jajaja ¡¡Yo de mayor, quiero ser como tú!! ;-)
    No, en serio tienes toda la razón, pero a mi se me ve el plumero fácil, a todas horas es difícil llevar la armadura. Además. ella es muy inteligente y sabe muy bien que en el fondo soy una blandurria. También tengo mi cara de general, no te creas, pero me cuesta.

    Y lo de las normas está más que claro. Hay líneas que jamás se pueden traspasar, porque luego no hay vuelta atrás. Sé que es lo que hay y no queda más remedio. Desde luego es mil veces más fácil ser hija, que madre, por mucha guerra hormonal que se tenga dentro...

    De verdad que me dejas impresionada, BB ¿desde los 16 trabajando? Además cantas arias, bailas flamenco, recitas, cocinas...Y abuela de tres nietos...¡¡Jo, es que eres una máquina!!
    Con razón a mi me tienes admirada de las cosas que dices, eres un cielazo BB, qué lástima que vivamos tan lejos, es difícil encontrarse a gente como tú.
    De verdad que tu familia es muy afortunada y nosotros en la medida en que estás aquí, también.

    Mil gracias BB, no te vayas lejos ¿OK? ;-)

    Muchísimos besos, guapísima.

    ResponderEliminar
  87. Yo con dos hijas y un hijo, ya me veo haciendo guardia por las noches, como en la mili....

    Me preocupan más las hijas que el hijo, corrijo, me preocupan de diferente forma...

    ResponderEliminar
  88. Jajaja TEMU.

    No te preocupes, no es tan complicado como parece, bueno, sólo a ratos.

    Además en tu caso los tienes tan seguiditos, que tú los vas a pasar a todos a la vez, como el sarampión, así es que andarás tan loco, que ni te enterarás. ;-)

    Yo creo que como las niñas son más repollos, en general, al menos a la mía, lo que la nota, es que está como erizada, y luego los rollos que se trae con sus cambios de aspecto, hoy apareció con las uñas pintadas de negro jajaja...Mañana, me aparecerá de vampira. Lo más gracioso, es que mientras comía yo veía que hacía unas cosas rarísimas para coger los cubiertos y ...jajaja...Era eso, se había pintado las uñas en plan gótica...
    ¿Tú ves? a mi es lo que me tiene loca, está pasando por todos los estilos en menos de dos meses...

    Pero tu tranqui, mentalízate desde ya... El lunes te tocará ver a tus niñas con cresta de colores, cazadora y pinchos, el martes con tacones, miriñaque y pamela el miércoles de góticas, raya negra, cara pálida y vestido negro y así, hasta el domingo...Que ya, directas a la calle en pijama... O ¡¡vete a saber!! Y tu hijo...Pues no sé...Te pillará un camión, para pasear a su chica ;-)


    Muchos besos, TEMU.

    ResponderEliminar
  89. Para terminar de impresionarte, mi linda María, me casé a los veinte años y a los veinticinco, ya era madre de cuatro criaturas, siendo la mayor de sólo tres años y meses de edad. Fíjate si iba rápido.
    Y para seguir con el corre-corre, mi niña mayor se casa, como te dije, a los l8 años. No es algo cruel que a los cuarenta ya era una flamante abuela? Nadie se lo creía, porque esta dama es algo vanidosilla y siempre se ha cuidado muchísimo.
    Sí, debido a estrecheces económicas,tuvimos, mi hermana y yo, que lanzarnos al mercado laboral, ella con sólo l5 y yo con 16 años. Éramos unas bebés, pero maduramos rápido. No pudimos darnos el lujo de ser niñas consentidas. De eso se encargó mi marido, que me echó a perder y yo lo dejé hacer...
    Besos
    BB

    ResponderEliminar
  90. ..........o°o
    .........O....° Holita...
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O Hoy..

    ..........o°o
    .........O....° Paso a Dejarte...
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O

    ..........o°o
    .........O....° Miles De Burbujas...
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O Llenas de gratitud

    ..........o°o
    .........O....° y de Felicidad!!!
    ....o°°O.....o º
    ...O..........O
    ....° o o o O



    muchas gracias por acompañarme durante este mes tan dificil para mi, que dios te bendiga con salud y tengas un buen fin de semana besitoss y hasta prontito..

    Jessi.

    ResponderEliminar
  91. ¡¡Buenos días BB!!

    No, cielo, está visto que tú, nunca vas a dejar de impresionarme...A lo mejor, también eres astronauta en tus ratos libres...jajajajaja. Mira, en lo de tus niños, casi como mi madre. Nosotros somos cuatro hermanos, en cinco años...Te diré que la pobre, yo creo que aún no se ha recuperado jajajaja. Es un cielo, pero muy nerviosa, yo siempre le digo, que está así desde entonces...Yo creo que a ti, a demás del encanto de marido que seguro tienes, te ha ayudado, "vuestro ritmo caribeño", aquí... Andamos todos como motos...Demasiado estrés, BB, demasiado rápido siempre...

    Mil besos BB, disfruta mucho del fin de semana.


    ¡¡Cómo me alegro de verte, JESSY!!

    ¡¡Me alegro, pero muchísimo que te estés recuperando tan bien!! No me canso de decirte que eres una ¡¡¡SÚPEEEEEEEEEER VALIENTE!!!

    ¡¡Saldrás a delante, ya lo verás!!
    En poco tiempo, estarás corriendo, jugando y volando por ahí... Y todo esto quedará olvidado...
    Te lo mereces, cielo.

    YOU ARE A BUTTERFLY


    Mil besos cielo y feliz finde.

    ResponderEliminar
  92. Pues, yo lo hice en tres y medio, sin morir en el intento. Con ellos jugaba, patinaba, nos íbamos de vacaciones al mar y nadie disfrutaba más como yo. Las mayores entraron en una liga de bolos de médicos, conmigo y mi marido y arrasamos con todos los premios!!!
    Lo triste de todo ésto, es que él, mi guapísimo marido, ya no está, el cáncer lo terminó. Fumaba... Pero no quiero hablar de eso. No lo he superado, aún...
    Besitos
    BB

    ResponderEliminar
  93. Tienes razón, BB,

    no dejas de impresionarme, y no sabes como siento, lo de tu marido, lo siento muchísimo. Precisamente por lo fantástica que eres y lo mucho que has luchado en la vida, también podrás con esto. Pero comprendo que debe ser durísimo y por ello, no te apetezca en absoluto hablar de ello. Seguro que él, sigue contigo.

    Todo mi cariño y un beso grandísimo, cielo.

    ResponderEliminar
  94. Para ti, BB


    YOU´LL BE IN MY HEART


    Feliz noche, más cariño y otro beso.

    ResponderEliminar
  95. No tienes nada nuevo, por eso me quedo reflexionando sobre las diferentes etapas de la vida, y digo... hay problemas diferentes, cuando nuestros hijos son bebés, los tratamos con tanta delicadeza pensando en que los vamos a hacer daño al cogerlos, como si se fueran a romper, o en cuanto lloran vamos corriendo a ver que los pasa, recuerdo esa etapa, cuánto daño me hacía cuando veía llorar a mi hija por las noches y no dormía, las noches que me hizo estar despierta a su lado cantándola nanas. Y ahora, que la veo tan crecida, y que, cada vez, veo va volando poco a poco, convertida en una pre-adolescente, la miro y me digo, ¡qué pronto se pasó la infancia y qué poco pude disfrutar de ti por estar trabajando! por eso, me entra algunas veces nostalgia de ver a mi hija ya tan mayorcita.

    Me voy porque me pongo nostálgica y no quiero.

    Te deseo un feliz fin de semana, tocaya.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  96. ¡¡¡Uy,uy,uy...Pero Maríaaaaa, tocaya, no te me pongas triste, ni nostálgica, por favoooooor!!

    Mira, tú intenta pensar en positivo. A mi me ocurrió como a ti, con el pequeño, que ahora tiene 12, me pasé casi dos años sin dormir...¡¡Creí que me moría!! pero esa etapa ya pasó...
    Ahora, ni a cañonazos, soy capaz de despertarle...jajajaja .Cada, etapa tiene su parte buena y la otra, menos buena...

    Ante todo recuerda e intenta....

    DON´T WORRY BE HAPPY

    Y conste que, a veces, yo soy, una llorica manteles, no te vayas a pensar ¿eh? ;-)

    Feliz domingo, María.

    Un besazo, cielo.


    P.D. Seguramente esta tarde cambio...Creo que os voy a dejar una pequeña preciosidad, ya verás...

    ResponderEliminar
  97. Gracias, María, por la hermosísima canción.
    Él fue para mi, el Alfa y el Omega.
    Empezamos nuestra vida juntos, sin nada, siendo él a penas un interno.
    Más tarde, luego de especializarse en Bs.As., la fortuna nos acompañó: una hermosa casa, viajes, (ya sabes que estuve en mi España un sinfín de veces), éramos felices. Pero, Dios, dispuso otra cosa. Contra eso, nada se puede.
    Mis hijos aún lo lloran.
    Su presencia sigue tan vital, que lo siento en cada rincón de la casa. Su obsesión era protegerme y pareciera que aún lo hace. Me conforta.
    No te aflijas por tu hija. La adolescencia es una etapa difícil para ellas y ellos, también. Sé flexible, pero no te quiebres. No te muestres débil ante ella. ¿Vale?
    Un abrazo fuerte,
    BB

    ResponderEliminar
  98. ¡¡ Me lo imagino, BB, me lo imagino, bonita !!

    De hecho, te diré que nunca habría pensado que ya no lo tienes contigo, si no me lo dices, por cómo has hablado de él en otras ocasiones. Se nota todo el tiempo, todo el amor que le tenías.
    Fíjate, cuando murió mi padre, yo casi no fui capaz de hablar de ello, sin ponerme a llorar como una idiota, hasta que por lo menos pasaron tres años. En su caso, casi fue de repente y yo, tardé mucho en digerirlo. Es una de las personas que más he querido en esta vida. Este año, van a hacer seis de su muerte y aun así, depende de cómo tenga el día. Pero por mucho que me haya dolido a mi, siempre pienso que vosotras, Tú y mi madre en este caso, sois quienes sin duda, más sufrís su ausencia.

    Por lo de mi hija, no te preocupes, me he dado cuenta hablando de ello con vosotros, que en realidad soy una tonta. Lo que le ocurre a ella, lo hemos pasado todos, y ya ves, aquí estamos. Mira, de hecho lleva unos días que hasta me parece que ese maldito fantasma, la está dejando un poco en paz.

    Mil gracias BB, de verdad que eres un verdadero cielo.

    Un beso grandísimo.

    ResponderEliminar
  99. Hola María: Como veo que no estrenas,y casi por alusiones, pues ando también en la edad del pavo, te felicito porque puedes adquirir experiencia para cuando te toque pasarlas con el chico, ¡Eso sí que tiene bemoles! No tiene nada que ver.Lo nuestro es una "enfermedad", y nos suele durar bastante. Verás, Verás.
    ¿Ya te ha manifestado lo que quiere ser de mayor?
    ¡Anda que como quiera seguir los pasos de madre o de padre, menuda santa.
    Un beso, María

    ResponderEliminar
  100. Casi nos cruzamos ATA,

    Acabo de llegar de tu casa de ver lo bonitas que os están dejando las calles en Burgos.

    Pues mira, me pillas en plena faena, dentro de un ratito subo la nueva. Algún día ya me contarás por qué eras tan reticente a soltar un as palabrejas en esto de la edad del pavo .. ¡¡No ves que un poco seguimos todos en ella!!
    ¿Creías que eras el único? ;-)
    Pues mira, a Dios gracias, no siguen mis pasos.
    En lo de su futuro lo tiene clarírimo desde los 8 años, yo antes me reía al oírla, pero a medida que se le aproxima la hora, cada vez lo tiene más claro y como es una máquina estudiando, creo que lo conseguirá. Quiere estudiar teleco... Al contrario que yo, es de las que se pírria con las mates y la informática. Si se te estropea el ordenador, te la mando ¿vale? ;-)

    Más besos, ATA.

    P.D. Vuelve luego, que os voy a dejar una cosa preciosa (no es mía), eso sí, ven con tiempo ¿OK?

    ResponderEliminar
  101. Valgame Dios. Anda que con todos los remedios caseros que tú sabes, te lo meriendas a ese fantasmas en un tris. Tú ponle trampas que solito caerá en la cepo. Tiempo al tiempo todo pasa. Son etapas que hemos pasado todos, y ahora como mama, te toca pasarla a ti.
    Un beso y tú puedes con todo.

    ResponderEliminar